Cardi B declaró que quería suicidarse por el acoso que sufrió en redes sociales.

Cardi subió al estrado en la corte esta semana para testificar contra una YouTuber.

Cardi B se ha abierto sobre su lucha con la salud mental y los pensamientos suicidas que tuvo. El jueves, la artista ganadora del Grammy testificó en una audiencia judicial sobre las acusaciones de que la YouTuber Latasha Kebe, conocida como Tasha K, hizo afirmaciones falsas sobre Cardi a sus seguidores en las redes sociales y en Youtube, donde tiene 1 millón de seguidores. En una demanda presentada en 2019, el equipo legal de Cardi citó videos de YouTube y publicaciones en las redes sociales, en los que supuestamente Kebe hizo afirmaciones falsas como parte de una “campaña maliciosa” para dañar la reputación de Cardi, según Billboard.

Las afirmaciones se volvieron extremadamente personales. Según la demanda, las afirmaciones hechas por Kebe incluían acusaciones de que Cardi había intercambiado sexo por dinero, usado drogas, engañado a su esposo, tenía herpes y VPH, y que su primer embarazo podría dar lugar a un niño con necesidades especiales, según Rolling Stone. Desde entonces, la demanda por la supuesta difamación se ha vuelto aún más personal, y recientemente se ordenó a un hospital de Los Ángeles que entregue los registros médicos que muestran los resultados de las pruebas de ITS realizadas a Cardi B, (que finalmente resultó “No útil” para el caso de Kebe) .

En el estrado esta semana, Cardi habló sobre el costo que le ha supuesto todo esto. “Me sentí con ganas de suicidarme”, dijo la madre de dos hijos, según informó Billboard. Describió sentirse “impotente” y experimentar ansiedad, depresión, pérdida de peso y migrañas. “Me sentí derrotada y deprimida y no quería acostarme con mi esposo”, dijo, según TMZ.

La afirmación de que la artista tenía herpes, que ella negó rotundamente en el estrado, fue particularmente dañina para su salud mental, dijo. En su testimonio, Cardi compartió una instancia en la que publicó una foto en las redes sociales que la mostraba besando a su hija Kulture en los labios, informó Billboard. Según los informes, en los comentarios, la gente preguntó si eso era apropiado a la luz del rumor del herpes. Durante ese período, la artista dijo que sentía que “no merecía a mi hija”, según declaró TMZ.

Si bien hay mucho estigma injusto en torno a condiciones como el herpes y el VPH, y en torno a varios tipos de trabajo sexual, es difícil culpar a Cardi por estar angustiada porque alguien habla de su salud y su familia de esta manera.

En febrero de 2019, Cardi compartió su lucha en las redes sociales después del nacimiento de su hija Kulture en una entrevista con Harper’s Bazaar. “A veces veo algo en línea y me molesta, y luego mi bebé comienza a llorar o algo así, y es como, ‘¿Sabes qué? Tengo que lidiar con la leche. Olvídese de esto'”, dijo. “Ya terminé [las redes sociales]. Realmente no lo necesito, y a veces solo traen caos a mi cerebro”.

En su testimonio de esta semana, Cardi compartió que las afirmaciones hechas por Kebe eventualmente la llevaron a ver a un terapeuta. El juicio está en curso.

Esta historia apareció originalmente en Self.

Si está pensando en lastimarse o simplemente necesita alguien con quien hablar en este momento, puede obtener ayuda llamando a los samaritanos al 024

Total
0
Shares
Related Posts