Now Reading
El terremoto de la moda llamó al médico y le va a costar recuperarse.

El terremoto de la moda llamó al médico y le va a costar recuperarse.

La moda es un fenómeno que varía constantemente e impacta de distintas maneras a las personas a medida que transcurren diferentes cambios sociales, económicos y ambientales. Hoy, viviendo épocas difíciles con el coronavirus transitando en las calles de todo el mundo, la moda necesita que dejemos de revelarnos. Los consumidores se han dado cuenta que no es necesario un closet repleto de prendas de tendencia y que la salud es más cara que la última cartera de su marca favorita. 

¿Qué sucede cuando no salimos a la calle? ¿Nos impusieron algo? ¿Qué pasará con los grandes y pequeños negocios de indumentaria? Todo esto se debatirá en los títulos siguientes.

Las recetas que nos mostraron las redes-

Teniendo en cuenta el contexto, los países de todo el mundo colapsaron con un virus que alejó al ser humano de la realidad habitual y de sus seres queridos. Los dejó parados… mejor dicho, los dejó pintados frente a la pantalla de sus móviles y ordenadores aprendiendo a transitar una nueva realidad y cómo “deberían” comportarse de ahora en adelante.

La moda está enferma y está pasando por momentos difíciles. En algunos países, más que en otros, se está logrando salir del confinamiento, pero hay algo que no se puede cambiar, lo que dejaron las redes sociales en nuestras cabezas. Los escaparates en las calles tenían las luces apagadas pero los influencers se encargaron de imponernos nuevas modas y lo que es trendy usar en el 2020. Se ha puesto en evidencia que la comodidad y las texturas amigables es lo que de ahora en adelante nos mantiene “como en casa” ¿Será que este nuevo lujo nos aleja cada vez más del corset? 

El remedio más odiado-

Desde que comenzamos a vivir la pandemia, el sistema de salud recomendó el uso de un nuevo elemento de cuidado personal: la mascarilla. La mayoría de las empresas de indumentaria aprovecharon la oportunidad para incluir este nuevo accesorio y adaptarlo a sus diseños, que muchos dicen que llegó para quedarse. En Asia, la mascarilla se había adoptado en su cultura hace tiempo, debido a la contaminación que sufren en su continente, la conciencia ante el cuidado de la salud propia y ajena, y la influencia del “streetwear”. En los países del occidente recién debido a la pandemia se comenzó a utilizar y logró gran impacto en la salud (como la desaparición de otras enfermedades)  aunque muchos lo detestan desde un principio. ¿Es difícil adaptarse a un accesorio que cubra una parte de tu cuerpo de un día para el otro? o ¿Será que hay muchas personas enojadas con lo que está sucediendo?

By @chupinamental

Secuelas del COVID-

El contexto en el que se mueve la moda en el año después del Covid-19 es como lo que deja una catástrofe natural: desorden y alboroto. La “nueva normalidad” después de la pandemia deja mucho que pensar acerca de lo que hoy elegimos para vestir nuestro cuerpo. El pijama, por ejemplo, es el outfit que nos cobijó durante el encierro y ha logrado que grandes diseñadores dejaran sus trajes rígidos para otro momento y comenzaran a utilizar prendas de la llamada moda Comfy. 

Hoy los jóvenes están dispuestos a pagar mucho dinero por un dispositivo electrónico antes que una prenda de buena calidad en su tienda favorita. Esto pone en disputa si los precios de la indumentaria deberían bajar, o si más bien deberían invertir en conocer mejor a su público y cuáles son sus gustos hoy.

Las secuelas entonces son, los cambios rotundos en las tendencias y también la alteración de las prioridades.

See Also

En Conclusión- 

Desde mi punto de vista “Todo lo que no nos mata nos fortalece” y ese es el impacto que queremos que le ocurra a la industria de la moda después de la pandemia del COVID-19. Estamos en el año 2021, un año de remontar negocios y adaptarse a esta “nueva modalidad” que hoy nos compete, sin duda. 

Por otro lado, desde el punto de vista del consumidor, también debemos tomarlo como una nueva oportunidad para repensar nuestros gustos personales e incluso, cuánto invertimos conscientemente en nuestra vestimenta.

Quiero que la moda nos permita reflejar nuestra personalidad ahora que somos más conscientes de nosotros mismos, exteriorizar  cuánto valoramos la salud y que las prendas que elegimos demuestren lo que sentimos.

¡Gracias por leerme y hasta la próxima!

Chochó!

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
1
Silly
0

© 2021 Tride Agency & C'Mon Productions. All Rights Reserved.