Now Reading
Serendipia: Utopía

Serendipia: Utopía

Todos/as en algún momento creemos que es posible tener una sociedad perfecta donde cada perro tiene un hogar, donde no hay gente que duerme en las plazas, donde cada chico tiene un plato de comida caliente en los días fríos.

Como si solo creer fuese suficiente para que sucedan. Como un gran, ¡Bueno creo! ¿Ya está? Ojalá fuese tan fácil como eso. Pero el lado negativo de todo esto es que no nos hacemos realmente cargo de que el cambio lo tenemos nosotros en nuestras manos. ¡No! No hace falta juntar todas las esferas del dragón, o gastar cada deseo de cumpleaños en la paz mundial. 

 Nuestras ganas de cambiar el sistema muchas veces se quedan en ese hashtag, en ese retweet, en ese like. 

Salgamos afuera, al mundo real, mírale la cara al chico que está con su guitarra adornando la tarde con su hermosa música, y en vez de gastarte esos billetes que tienes en cualquier cosa que veas, dáselo, que para él es muchísima la diferencia.

Mírale la cara al perro que te mueve la cola, dale, acarícialo, que viene con la mejor a darte un poquito de amor. Y seguro que si vuelves caminando a tu casa ese can te acompaña a paso lento por lo menos unas cuadras.

Dale, guárdate el papelito en el bolsillo, te prometo que en unos metros hay un cesto donde puedas ponerlo y si no lo hay, se que en tu casa tenes un hermoso cubo de basura.

No te pido que te anotes a Greenpeace, o que dones todo lo que tengas a una ONG para niños hambrientos de algún lugar recóndito. Mira un poco más acá, a tu ciudad, tu barrio, tu casa.

Cuando tu viejo tire un comentario homofóbico, no lo festejes, no te calles, hazle saber que eso no es nada bueno.

Cuando tu tía, la que se hace la pija, discrimine clases sociales explícale que lo que dice es horrible.

See Also

Y sobre todo, no aguantes un comentario machista, seas hombre, mujer, lo que seas. No soportes nunca el desprecio o la humillación.  A veces es más fácil no hacernos cargo, mirar por la ventana, hacer la vista gorda. El gran a mí no me afecta. Pero si queremos vivir en paz, hay privilegios que tenemos que soltar para que otros/as ahí afuera tengan las mismas oportunidades de crecer, amar, vivir.

Dar es eso, no mirar que vas a recibir, no esperes que nos paremos a aplaudirte, o te demos un premio a la persona más caritativa del año. 

Agrándate, infla el pecho y ten la conciencia limpia de que hiciste todo lo que pudiste, y que de a poco, quizá las cosas cambien.

No te quedes en el molde, grita, patalea, hazte escuchar, que alguien ahí afuera va a estar agradecido/a por lo que hiciste. Y sobre todo cada día vas a ser una mejor persona y poco a poco todos crearemos esa gran utopía.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

© 2021 Tride Agency & C'Mon Productions. All Rights Reserved.